jueves, 26 de mayo de 2011

No sé si hay un convenio escrito, pero todos los aplausos tienen la misma frecuencia (en palmadas por minuto). Como que tiene un componente genético.


Edit del 18 de junio: menuda mierda de entrada, madre mía.

domingo, 22 de mayo de 2011

La plataforma que convocaba la manifestación pedía a los ciudadanos que se concentraran en Plaza Cataluña.

La gente empezó a intentar pensar en la plaza, imaginar todos sus detalles, los jardines y los mendigos que la habituaban. Algunos incluso intentaban elucubrar en su imagen mental si las fuentes estarían encendidas.

No sabían exactamente con qué propósito se les había pedido que hicieran aquello, pero ellos obedecieron, y al final todo fue un fracaso.

viernes, 20 de mayo de 2011

Historia preciosa

Uno era gordo y su estilo de vida bastante sedentario. El otro, subcampeón de kárate nacional.

Ambos jugaban al World of Warcraft y se hicieron amigos virtuales, aunque nunca se habían visto en persona. El gordo se pasaba el día delante del ordenador y su personaje había llegado al nivel máximo posible en el juego. El karateka se lo tomaba como un hobby más que como una obsesión, por lo que era más bien malo jugando.

Mientras salían juntos a cazar monstruos en el juego, el gordo tenía que ir siempre defendiendo a su amigo de los bichos más fuertes, salvándole constantemente el culo. "Mira, te he salvado la vida", le decía cuando esto ocurría.

Un día, el gordo iba caminando por la calle de noche cuando dos atracadores armados con navajas se abalanzaron sobre él. De la nada, un tipo apareció dando hostias como panes en todas direcciones y terminó ahuyentándoles.

Tras hablar un rato, se dieron cuenta de que, en realidad, ya se conocían a través del juego online. "Tenía que devolverte el favor", le dijo el karateka a su compañero de aventuras virtuales.

Luego se enamoraron y tuvieron sexo gay.

lunes, 16 de mayo de 2011

Iba bajando el listón a medida que bebía y pasaba la noche. Cuando quería darse cuenta, estaba bailando el limbo.

lunes, 9 de mayo de 2011

Memories (título en inglés)

Había recibido un disparo y moría lentamente. No había nadie cerca que pudiera ayudarle pero, curiosamente, en su cabeza sólo resonaba una canción de la que no recordaba el nombre.

Consciente de que eran sus últimos momentos de vida, desesperado, intentó recordarlo. Lo tenía en la punta de la lengua, pero no acababa de salir. Trataba de hacer memoria con más fuerza, con más intensidad. Sus facciones se contraían como si su cerebro se tensara.

Su vista empezaba a nublarse y el resto de sus sentidos se apagaban, no tenía tiempo, tenía que pensar más rápido. Todo se volvió oscuro y, al final, nada.

Fue en vano, pero ya he conseguido plasmar lo que quería. Pensar muy fuerte.